loader image

El pueblo de Cárdenas peregrinó y alabó a su Virgen.

Bajo el fuerte sol del mediodía se celebró la Misa Pontifical ante un millar de feligreses, en alabanza a la Virgen de la Consolación.

Compartir esta noticia

Bajo el fuerte sol del mediodía se celebró la Misa Pontifical ante un millar de feligreses, en alabanza a la Virgen de la Consolación.

Monseñor Mario Moronta saludó al pueblo presente y a las autoridades: al gobernador Freddy Bernal y a la alcaldesa Marta Gallo, por propiciar las condiciones para la celebración de los honores a la Virgen.

Anunció también la presencia del nuevo arzobispo de Mérida, monseñor Helisandro Terán, quien pronunció la eucaristía. Monseñor Terán dijo que todos allí “nos reunimos como Iglesia para celebrar la fiesta a la Virgen de la Consolación” y recordó que su imagen fue dejada en Táriba por la congregación de los Agustinos.

“La Virgen simboliza la comunidad cristiana de todos los tiempos. La ternura de Dios se acerca a nosotros en la imagen de María”.

Dijo además que esta fiesta nos invita a compenetrarnos con Jesús. “No se puede ser devoto de la Virgen y vivir de espaldas a Jesús. Virgen de la Consolación, haz que todos sembremos el bien, que seamos constructores de un mundo y de una patria donde reinen los valores de tu hijo Jesús”.

Construyamos un mundo bajo los valores de Jesús

Como es tradición, las casas del casco de Táriba lucieron hoy sus altares y banderas en los portales honrando a la Virgen.

También acompañaron la celebración religiosa el monseñor Luis Alfonso Márquez, obispo auxiliar emérito de Mérida y monseñor Ramiro Díaz, obispo emérito de Machiques.

Noticias resaltantes

Abrir chat
¿En qué puedo ayudarte?
Hola, bienvenido al sistema de atención al cliente en línea ¿cómo podemos ayudarte?